Escrito por Artículo

Emprendedor

Emprendedor

Ser emprendedor no es para todos, es para personas muy especiales, ya que tu círculo de influencia te hará demandas al respecto. Probablemente sentirás reclamos indicándote que trabajas mucho o que casi nunca te ven. Seguro tus colaboradores sentirán que los estás explotando, sin entender que el riesgo es 100% tuyo, mientras que los beneficios los compartes con ellos. Típicamente tus acreedores te observarán y sentirán que te estás haciendo rico gracias a su ayuda y que ellos deberían ser los que experimenten esa riqueza, no tú. Cómo si no fuera suficiente, muchas veces no comerás ni te ejercitarás bien, provocándote mal dormir, ya que acarreas preocupaciones por los quehaceres de tu emprendimiento.

Si tu actividad y los resultados que estás obteniendo marchan bien, tu entorno sentirá envidia, te dirán que tuviste suerte, en el mejor de los casos, porque la idea de que hiciste fraude seguro aflorará de inmediato, o que lo que estás logrando te lo regalaron tus padres o el gobierno. Las ganancias te darán fama lo cual atraerá muchos amigos, algunos de ellos falsos.

Si el proyecto sale mal, todos pensarán que eres un tonto y no faltará quien te diga como debió haberse llevado a cabo las actividades, aún cuando ellos no tengan ni la menor idea de los procesos a desarrollar. Si hay pérdidas nadie ofrecerá ayuda, préstamos de dinero para reiniciar. En general podría decirse que clientes, familiares, proveedores, empleados y tu pareja te criticarán, te culparán.

Sin embargo, ser empresario es una de las labores más honrosas y dignas de admiración que existen. Hay mucho en juego y casi nadie lo valorará, aun así, tienes fe, luchas por un sueño y estás mejorando tu vida y la de todos los involucrados.  Otros se preocupan por llevar comida a su mesa, pero tú emprendedor, empresario, te esfuerzas por llevar comida a muchos hogares además del tuyo.

Por ello emprendedores y empresarios, del más pequeño, hasta los más grandes: los felicito, los admiro, los aplaudo, los respaldo. Por favor, sigan creyendo en ustedes mismos, que Dios riegue y mantenga en abundancia aquella pasión que tienen por su negocio, que haya mucha constancia y que logren superar todos los obstáculos que el entorno les pone en el camino. Les ruego amarse mucho a ustedes mismos y a sus familiares, pero sobre todo QUE DIOS LOS BENDIGA Y LOS SIGA BENDICIENDO.

 

 

Lic. Eddie Campos Alpízar

Asesor contable, financiero y tributario

Celular 8325 6529

ecampos@grupoevcr.com

 

(Visited 19 times, 1 visits today)
Close